Jueces que va a trabajat con latas de gasolina a los juzgados

Ley 10/1995. Artículo 525.

​1. Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican.

2. En las mismas penas incurrirán los que hagan públicamente escarnio, de palabra o por escrito, de quienes no profesan religión o creencia alguna.

Me pregunto si en alguna ocasión ha llegado a admitirse una querella basada en el punto 2…

Hace 80 años

Hoy hace 80 años que un puñado de salvapatrias, apoyados por la jerarquía católica y buena parte del clero, por la artistocracia, por la banca y por los terratenientes, acabaron con el futuro de varias generaciones y con la democracia en España.

La traición se consumó con el apoyo imprescindible de nazis y fascistas y con la inoperancia cobarde de los países pretendidamente democraticos. Francia y Reino Unido principalmente.

Durante años y años se nos ha negado el conocimiento sobre qué pasó, evitando vergonzosamente que se explicase en las aulas bajo una pretendida capa de neutralidad.

No es un gobierno del Partido Popular, y más con la excusa de su “interinidad”, quien va a resolver esto.

Es necesario que las fuerzas progresistas  (o que así se autodefinen) den un paso al frente y formen un gobierno que, entre otras cosas, cierre las heridas de una guerra que la derecha ha mantenido cuidadosamente abiertas para que el dolor nos recuerde el daño que nos podría hacer un nuevo intento de gobierno del pueblo.

¡Viva la República!

En memoria de Luis y Ascensión, casi un artista y casi una maestra. Y de tantos otros a quienes negaron el futuro.

Maestras de la II República / PSOE Cáceres

Clase de colegio de la II República

Domingo 1 de mayo

Sólo a modo de reflexión. Hoy día primero de mayo ¿coinciden? dos celebraciones. Por una parte la conmemoración del asesinato de los sindicalistas que lideraron una huelga porque la jornada laboral tuviese un máximo de 8 horas. Por otra el homenaje a las madres por su esfuerzo y su dedicación.

Está claro, al menos para mí, que todas y todos debemos agradecer el esfuerzo que cada día, durante toda su vida, hacen nuestras madres. Sin duda.
Mi “pero” a este día viene de su motivación.

Quizá quienes tengan una cierta edad recordarán que, en la España oscura de Franco, el día de la madre se hizo coincidir con el día en que la iglesia católica celebra el dogma de la inmaculada concepción. El 8 de diciembre. Y así fue durante años. Hasta que algún avispado comerciante se dió cuenta que la gente se gastaba poco en regalos por lo cercano de la fecha con los reyes magos.

Dicho y hecho. En mayo no había fiestas con tradición de gasto y se celebraba “el mes de María”, lo de con flores a porfia, las cruces de mayo, etc. A huevo…

Y Galerías Preciados, Sepu y otros grandes almacenes comenzaron a promover el gasto…

De hecho recuerdo que a mi abuela (mi yaya Candida) la seguimos llevando regalos en diciembre hasta que falleció y en el cole hubo cierto desconcierto con esta historia un par de años…

Hoy la casualidad ha hecho que se unan ambas celebraciones.

Justo después de saber que el gobierno en de-funciones del Partido Popular ha tenido que reconocer el repunte del desempleo y la precaria situación de los desempleados sin derecho a subsidio.

Y se le suma saber que las horas reales trabajadas son, en muchos casos, superiores a lo que se declara en los contratos incluso más de 8 horas.

Por eso sería muy importante que quienes participan en movimientos sociales y en el apoyo a trabajadores en situación de desempleo y en riesgo de exclusión social sean capaces de plantear el debate de modo que las prioridades sean las que les posibiliten conseguir la autonomía personal de estos colectivos: pan, techo y trabajo.

Homenajear a quien nos quiere y que ha dado todo por su familia es obligado. Pero sin dejar ni minuto de lado la lucha por sus derechos, nuestros derechos, los derechos de todas y todos.

Compañeros de camino cómo las trabajadoras y trabajadores de Coca Cola, de Telemadrid, de Barrenderos, de AENA,… nos lo dicen cada día: La lucha es el único camino.

Viva la clase obrera. Viva el primero de mayo.

Nada por aquí, nada por allá…

Ciudadanos reclama un pacto educativo en el que se eviten aquellos asuntos que, a su modo de ver, resultan más difíciles de abordar en una negociación.

La idea no es original si se ha asistido a algún seminario de negociación. Evitar lo que es difícil de gestionar y concentrarse en lo que es fácil genera, además de avances reales en una negociación, la sensación, al llegar a los difíciles, de que será posible el acuerdo.

Pero los que se quedaron hasta el final de la clase e hicieron los deberes en casa saben que la resolución de esos “flecos” suele beneficiar al más intransigente o al más poderoso. Tanto por capacidad de maniobra como por recursos para resistir una negociación prolongada en el tiempo.

Esto significa que, resueltos los asuntos de “consenso” y con un borrador “casi listo” se llegaría nuevamente a una situación de bloqueo hasta que alguna de las partes cediese. Porque lo que proponen evitar en las primeras rondas se trata de cuestiones radicales, en el sentido que están en la raíz de que entiende cada colectivo por Educación.

Y en su propuesta Ciudadanos deja fuera, como si no tuviese relevancia, el punto fundamental donde todo el resto de cuestiones se resuelven.

¿Qué es la Educación?¿un derecho? ¿o un servicio?

Teniendo en cuenta las bases ideológicas de este partido, parece razonable pensar que se trata de una omisión consciente que desvía la atención de lo que es importante.

Porque de eso parece tratarse. Como buenos prestidigitadores, Ciudadanos agitan con una mano el mazo de las cartas y separan algunas de ellas con la excusa de que distraen para el truco, todo delante de los focos, mientras en la manga ocultan el naipe de la enseñanza como negocio.

Y está carta será, si se entra en el juego que proponen, la que aparecerá repentinamente sobre la mesa para asombro de incautos.

Mis equivocaciones

Dada mi reconocida facilidad para equivocarme, no pienso afirmar con rotundidad lo que imagino que va a suceder en la sesión de investidura en la primera votación. Aunque si digo que habrá segunda ronda creo que lo desvelo igual.

Así que voy a imaginar escenarios posibles para esa segunda ocasión para no detenerme en una posibilidad que, además me temo que nos llevaría a uno de los, en mi opinión, peores escenarios: una “Kleine koalition” con el centro ultraliberal mangoneando al otro centro que se ha quedado sin izquierda.

Llegados al viernes, y con las horas de sentada correspondientes agotadas hay dos escenarios probables: la abstención del PP y/o PODEMOS, y vamos al escenario anterior, o el voto a favor de PODEMOS, confluencias, ERC,BILDU y UP-IU a otro acuerdo firmado in extremis el jueves o el mismo viernes por la mañana.

Con quien he comentado esto ven imposible la primera hipótesis. Según ellos no hay posibilidad de cambio en la posición “plasmática” de Rajoy. En mi opinión (¿he comentado ya con que facilidad me equivoco?) teniendo en cuenta que sabe que la mayoría absoluta en el Senado le da la llave de las leyes, Rajoy puede hacer una concesión pública en aras de la sensatez y de la gobernabilidad de España y dejar que se constituya el gobierno de Sánchez. En noviembre, y tras bloquear todas y cada una de las iniciativas progresistas que PSOE+Cs pueda intentar poner en marcha, declarará que ya está bien y tumbará los presupuestos… fin de la cita. Teniendo en cuenta que a estos de este año le “sobran” 11.000 millones de euros ¿alguien imagina intentar gestionar un estado en esas condiciones?

Pero imaginemos el Gobierno PSOE+PODEMOS… en noviembre… tic, tac, tic, tac… los presupuestos a la papelera incluyendo acusaciones de bolivarianos, separatistas… fin de la cita

Pero oye, que yo me equivoco casi siempre…

Negociación

Una de las ventajas de emplear el transporte público para ir y volver del trabajo es que, salvo encuentro con alguien conocido, se dispone de tiempo para reflexionar. Aunque a veces tengo la sensación de que también puede ser un inconveniente.

En mi reflexión de esta mañana se han mezclado varios titulares de prensa que leían viajeros de la línea 10.

La lista de demandas de PODEMOS parece tan concreta y estricta que no augura cambios de postura que acerquen posiciones con el PSOE de cara a la negociación de un pacto de gobierno.

Y , teniendo en cuenta lo que sé de quienes han preparado el documento y mi percepción de la situación vista de modo global, las conclusiones a las que llego no son nada halagüeñas.

Como también sé que alguno de ellos es cinéfilo, y por si les llega mi reflexión, usaré una imagen cinematográfica que se me viene a la cabeza. La peli es “Estado de sitio (The Siege)”, con Denzel Washington Jr., Annette Benning y Bruce Willys[1].

Plantear una cadena de órdagos como la que se refleja en los medios sitúa a PODEMOS en el papel peor de la negociación. El mismo que ocupan los “secuestradores” del autobús de la película. Y le están dejando a Pedro Sánchez el papel de Denzel Washington Jr. por poner el caso. Si el autobús lleno de pasajeros finalmente explota, el prota podrá poner cara triste, lamentar lo sucedido y decir que lo intentó. Y, sobre todo, para la próxima ocasión el público sabrá que “esos terroristas” no son de fiar y preferirá que acaben con ellos.

Haber estado siguiendo la información sobre PODEMOS desde su inicio me permite afirmar sin género de dudas que sus movimientos responden al análisis detallado de la situación y a una estrategia construida alrededor de ese análisis. Por eso para mí está claro que con sus declaraciones y publicaciones tratan de alcanzar algún objetivo. Aunque confieso que no se me alcanza cual.

Las matemáticas parlamentarias llevan a empates técnicos forzados por una legislación electoral pensada para que “esto” no pasase, lo que es la mar de curioso. Y en estas situaciones de “empates por los pelos”, el PP sabe mover sus hilos. A Tamayo y Sáez me remito.

Lo último que nos cuenta la prensa, hasta la más cercana a PODEMOS, es que Pablo Iglesias está realizando ejercicios de DonTancredismo. Sus motivos tendrá pero la gente de mi entorno no está entendiendo nada.

En el mientras tanto PS está armando una “Kleine Koalition” votito a votito. Ahora le valdria una abstención de PODEMOS para poder formar un gobierno. Inestable, pero gobierno.

El problema es que en un encaje de bolillos como este, el programa de gobierno resultante es una especie de intersección de los programas de los participantes según su “peso” y en este caso el segundo de más peso tiene un programa que no creo al cruzarlo con el del PSOE de como resultado una línea de trabajo que beneficie a la clase trabajadora ni a quienes lo están pasando peor.

Si el cálculo es forzar unas nuevas elecciones haciendo ver la incapacidad de negociar del PSOE y suponiendo que la nueva convocatoria les beneficiará, me temo que puede ser un error. Volvemos al paradigma Tamayo-Saéz.

Si de lo que se trata es de no “traicionar” a un electorado que ha juntado sus votos al grito de “PSOE PP, la misma mierda es…” creo que sería decente decirlo.

Pero parece que el cálculo de todos es que el primero que se baje de la moto paga las cañas. Y no es eso.

El gobierno en funciones del Partido Popular está haciendo el mismo daño (o más) a las clases populares que cuando estaba en activo. Cada mes, cada semana, cada día que pasa, la situación se hace más y más difícil y se asientan más y más las reformas ultraliberales del PP.

A pesar de que cualquier gobierno lo va a tener crudo para sobrevivir a las votaciones de los presupuestos de 2017, hay que intentarlo. Educación, Sanidad, Dependencia, Techo, Trabajo dígno… no son palabras, ni siquiera hay que leerlas como Derechos fundamentales. Hay que leer Rosa, Carmen, Gabriel, Paqui, Belén, Rigoberta, Doroteo, Angustias, Ángel, Manuel, José Luis, Queta… Y negociar con eso en la cabeza.

Creo que es razonable creer que el resultado de un acuerdo programático PSOE con PODEMOS como “socio fuerte” es mucho más social y beneficioso para el pueblo que otro del PSOE con CIUDADANOS como principal apoyo.

Pero como un día me dijo un amigo, cada cual es libre de perder su cita con la historia del modo más absurdo que se le ocurra…

Salud y República.

 

 

 

 

 

 

[1] Por cierto, Bruce Willis se llevó un Razzie al peor actor por esta película en 1998

 

 

 

 

 

 

Cifras y letras

El 20D regresé a casa desde la sede de IU de mi distrito con un sabor agridulce.

Por una parte estaba, y estoy, muy contento por haber sido participe de una campaña ilusionante, irreverente y todas esas cosas maravillosas.

Pero tenía, y tengo, claro ese silencio mediático que, salvo excepciones, ha rodeado la campaña de IU UP, que sumado a los previsibles efectos de la Ley electoral, son parte de las razones para que una opción de izquierda no tenga su espacio real en la política institucional.

Pero esto se sabía desde antes de empezar y durante los siguientes días he tratado no hacerme la sangre gorda y concentrarme en la familia, el trabajo, la gente y todo eso que constituye el motivo “tangible” de las luchas. La Revolución empieza por casa, dijo Vladimir Illich.

Luego, con más reposo, he leído algunas de las valoraciones sobre los resultados y me he encontrado con alguna perla encantadora.

Por eso he tratado de buscar datos que justifiquen o desmonten algunas teorías. Sobre todo para dos de ellas.

La teoría del fracaso electoral de IU UP.

Desde sectores interesados, tanto de dentro (Izquierda Abierta, Espacio Plural, etc.) como desde fuera (Podemos, IUCM…) se ha venido atacando la candidatura desde sus inicios y han leído los resultados de IUUP como un fracaso electoral y, en algún caso, hasta se ha reclamado la cabeza de Alberto Garzón.

La teoría de la inutilidad del voto a IUUP

Fundamentalmente desde militantes y simpatizantes de Podemos y, en parte del PSOE, se ha intentado transmitir en la red la idea de que la existencia de una candidatura de izquierdas como IUUP ha sido uno de los motivos de que no podamos hablar de cambio al dividir “inútilmente” al electorado de izquierdas.

CIFRAS

Para desmontar los mensajes que muestran un territorio de catastrofe que “exige” medidas “contundentes” bastan algunas cifras significativas

Tomemos como referencia la Comunidad de Madrid, estos son los votos recibidos por las candidaturas que llevaban IU en su denominación.

Elecciones Comunidad de Madrid Municipio de Madrid
2008 Generales 164.595 85.994
2011 Autonómicas 287.707 163.706
2011 Generales 271.209 134.596
2014 Europeas 234.667 119.271
2015 Autonómicas 109.655 27.869
2015 Generales 189.237 96.322

Fuente: Datos del Ministerio del Interior y la Comunidad de Madrid

 

En gráficos creo que se aprecia mejor la evolución

La evolución de votantes a IU en la Comunidad de Madrid

Sin-título-1

Evolución de votantes a IU en el municipio de Madrid

Sin-título-2

De las cifras se desprende que la candidatura de Izquierda Unida dentro de Unidad Popular ha detenido la caída al vacío iniciada tras el “éxito” de 2011. En mi opinión esta caída es producto de la desafección de los votantes ante la incapacidad de las estructuras de IU para liderar el anhelo de cambio surgido con el despertar de los indignados el 15M.

Muchos de los responsables de IU en Madrid, que es de donde algo me llegó, ni aceptaron ni entendieron que pasaba en Sol. Incluso alguno condenó abiertamente la toma de un espacio público por el público. Un contradios en palabras del sargento de “Amanece que no es poco”.

Junto a esto pongamos la publicidad que tuvo el caso de Moral Santín y la participación de militantes de IU en el uso de las tarjetas black de Cajamadrid, reforzado con la resistencia, absurda a mi manera de ver, de los implicados. El deterioro de la imagen y la situación política precaria de IU se puede ver elección tras elección.

A buen entendedor, pocas cifras le bastan, pero hay que resaltar que durante la campaña electoral de las autonómicas y municipales en Madrid, donde la militancia activa apoyó claramente la opción de unidad popular Ahora Madrid, participaron en mítines y actos relevantes compañeros y compañeras de IU Federal. En la campaña de las generales buena parte de estos compañeros y compañeras han estado ausentes. Ellas y ellos sabrán por qué.

El resultado de restablecer la coherencia de Izquierda Unida en Madrid con la desfederación de una IUCM en rebeldía, buscar sinceramente la confluencia en una candidatura única de Unidad Popular y elegir limpiamente a nuestros candidatos en unas primarias abiertas ha sido recibir de nuevo la confianza de una parte muy importante del electorado. En el caso de Madrid ha supuesto volver a posiciones anteriores a 2011, mejorando sustancialmente el resultado del 2008 en el que Gaspar Llamazares y Joan Herrera (luego sustituido por Núria Buenaventura) sacaron también dos diputados.

Pero con 2 puntos menos de participación que en 2008, la candidatura encabezada por Alberto Garzón en Madrid Capital ha sacado 10.328 votos más, con la diferencia de que en 2008 no existía Podemos. En la Comunidad de Madrid, la diferencia nuevamente a favor de Alberto Garzón es de 24.642 votos.

Y LETRAS

O quizás “sopas de letras”…

Desde la prensa que trata de crear opinión se mantiene que Podemos ha conseguido 69 diputados. Pero dejan de lado que 27 de ellos corresponden a las “malditas” sopas de letras de las que desde sectores de activistas “no alineados” se ha renegado constantemente y que han servido de escusas a la gente Podemos para no llegar a confluencias de Unidad Popular.

Candidatura Anova IU/EUiA/EU Compromis ICV Podemos Indep. Esc.
totales
Podemos 42 42
En Comú Podem 2 2 2 6 12
Compromis Podemos – Es el moment 4 4 1 9
En Marea Podemos 2 1 2 1 6
Unidad Popular Izquierda Unida 1 1 2
Totales 2 4 4 2 50 9 71

Fuente: Nota de Ze7en en Meneame[1]

En Marea: 6 escaños

  • Podemos: 2 (Antón Gómez Reino-Varela, Ángela Rodríguez)
  • Anova: 2 (Alexandra Fernández, Miguel Anxo)
  • EU: 1 (Yolanda Díaz)
  • Independientes: 1 (David Bruzos)

Podem-Compromís: 9 escaños

  • Podem: 4 (Joan Baldoví, Rita Bosaho, Txema Guijarro, Rubén Martínez Dalmau)
  • Compromís: 4 (Ángela Ballester, Enric Bataller, Ignasi Candela, Marta Sorli)
  • Independientes: 1 (Rosana Pastor)

En Comú Podem: 12 escaños

  • Podem: 2 (Raimundo Viejo Viñas, María del Mar García Puig)
  • EUiA: 2 (Joan Mena, Félix Alonso)
  • ICV: 2 (Josep Vendrell, Aina Vidal)
  • Independientes (BCN en comú): 6 (Xavier Domenech, Marta Sibina, Lucía Martín, Marcelo Expósito, Dolors Terradas, Jaume Moya)

[Teniendo, además en cuenta que tres escaños de Podemos pertenecen a Equo (integrado en Podemos): Juan López de Uralde y Rosa Martínez (País Vasco) y José Luis Bail (Huesca)]

Creo que esta es la aritmética real de las coaliciones.

La experiencia de las coaliciones, trampas incluidas, es positiva para las opciones de cambio mientras que los viajes en solitario no han hecho más que dificultar cuando no impedir, un gobierno de izquierda renovadora.

Y a las noticias en los medios me remito, quienes dieron la espantá en las conversaciones fueron los compañeros de Podemos. Según algunas informaciones difundidas por sus medios afienes, por el miedo, razonable tengo que admitir, de que las estructuras de IU, más fuertes que las suyas, acabasen por “impedirles” llevar a cabo su programa.

También es importante tener en cuenta que en estas candidaturas de confluencia hubo mucha lista plancha, en la que se desplazó a candidatos de EU y de EUiA a puestos que no parecían de salida en un primer momento. Además de fagocitar la imagen del resto de los consensos presentes en los acuerdos.

Creo que ya nadie puede decir, salvo quien no se haya querido enterar, que Alberto Garzón apostó por un programa y una metodología abiertas, sin cerrarse a nada pero sin renunciar a su “mochila” para bien y para mal.

El empeño en la política de “Zidanes sin Pavones” emprendida por Pablo Iglesias y su equipo llevó a plantear una opción de fichaje solo a Garzón. Ahora se vende por las redes que si Garzón hubiese aceptado, los votantes de IU habrían pasado a votar a Podemos. Creo que nos conocen lo suficiente como para saber que no hubiese sido así.

El votante de IU conoce su programa y vota por ese programa. Dudas como República sí, República no, concertados sí, concertados no, etc. no caben en un electorado que esto ya lo tiene claro desde hace décadas. Se habrían llevado a Garzón, pero no a la Cueva, ni a los Garzoners, ni siquiera a los gatetes…

Y, mira, las sopas de letras, pese a todo, han funcionado mejor.

[1] visto en https://www.meneame.net/notame/2308418 el 29/12/2015

Mentiras nada piadosas


Cuando desde el gobierno del estado se maniobra para recuperar apoyos en el colectivo de los empleados públicos  siempre se deslizan, entre los anuncios de mejoras, insinuaciones sobre la inamovilidad del personal estatutario que trabaja en las administraciones, sobre la magnificencia de la devolución de lo “tomado en préstamo” y comentando, como de paso, como afecta al personal del sector privado la crisis.

Todo para ponernos en la tesitura de ser unos miserables si encima nos quejamos.

Pero tenemos que seguir quejándonos. Los medios, prácticamente todos posicionados del lado del gobierno, repiten los mantras remitidos por el gabinete de prensa de Moncloa. Aquellos que no crean estas líneas pueden probar a leer la nota de prensa de La Moncloa y las crónicas de La Razón, El País, El Mundo… o hasta sus editoriales. Hoy es la muestra.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ayer con el secretario de Estado de Admnistraciones Públicas, Antonio Beteta. Kiko Huesca EFE

No voy a repetir las poco piadosas mentiras con las que se han despachado porque están al alcance del mundo mundial, emitidas desde todos los puntos cardinales y en todas las agencias y medios. Insistir tanto será para que nadie se equivoque… será.

Aquí solo se leerán mis comentarios al respecto.

Las trabajadoras y trabajadores del sector público somos las víctimas propiciatorias. Estamos a mano para reducir déficits por la vía rápida, ajustar convergencias con Europa, contentar a la Troika,…

Desde 1981 hasta 2011(el estudio que conozco no llegaba más allá) basado en los datos oficiales del IPC y los “acuerdos” Sindicatos-Administración, los trabajadores públicos (funcionarios y laborales) hemos perdido un 35% de poder adquisitivo. Las subidas de IPC no se han visto seguidas por subidas salariales y ello produce este desfase.

Añadamos a esto que los moscosos surgieron en los años ochenta, para compensar una subida del IPC del 12 por ciento (os acordáis cuando las hipotecas estaban al 14%…) que el Estado no podía asumir como subida salarial. Se decidió compensar a las empleadas y empleados públicos con seis días de asuntos propios. En lugar de cobrar más, el sector público aceptó trabajar 6 días menos y no cobrar la subida del sueldo que les correspondía. Luego los 6 días se deben interpretar como pago en especie y no como licencia o permiso retribuido propiamente.

En la aparición de los “canosos”, días por antigüedad, para compensar igualmente otros ingresos en nómina que no podían ser satisfechos, se procuró asimilarlos a las vacaciones parece que para evitar el problema anterior, pero al final ha llevado a una sentencia contra su recorte retroactivo que debe ser ejecutada por el gobierno.

Por eso, frente a la farfolla del Sr. Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, las preguntas que me hago son:

·         ¿Me deben no solo la devolución completa de la paga eliminada, o también los intereses que correspondan durante este periodo? sin ellos la pérdida de poder adquisitivo aumentará.

·         ¿Me deben los días de libre disposición que no me han permitido disfrutar o, en su defecto, el importe correspondiente más, como en el caso anterior, los intereses?.

·         ¿Me deben los días adicionales de vacaciones que tenía antes del 15 de julio de 2012  o, en su defecto, el importe correspondiente más, como en el caso anterior, los intereses?.

Y no mientan más.

Las trabajadoras y trabajadores del sector público, junto con sus compañeros y compañeras del sector privado, en todas sus categorías, son quienes levantan cada día la marca España y, a pesar de quienes gobiernas para las empresas y los entramados financieros, son quienes hace que el resto de trabajadores puedan ejercer sus derechos: acceso a la sanidad universal, a la justicia, a su educación y la de sus  hijas e hijos, a la seguridad ciudadana, el acceso a la cultura en archivos, bibliotecas y museos, a la defensa de los más débiles, … Que no se olvide. Sin un sector público fuerte y bien organizado no habrá igualdad, derechos, libertad, justicia social… Solo para meter miedo ¿que tal ponerse enfermo en Estados Unidos? ¿o ser un poco moreno y que te detenga la policía? Ahí lo dejo…

Por cierto, el estudio que se menciona al principio hace igualmente una estimación de que el trabajador del sector privado, entre 1981 y 2009 tuvo un incremento del poder adquisitivo acumulado del 42%. La burbuja y esas cosas…

Y oiga, no sé si se han fijado pero los “incrementos” y “devoluciones” las hacen en un momento preelectoral en el que las posibilidades de que sean ellos quienes administren los presupuestos infames que se proponen aprobar serán otros. Esto supongo que alguien de los que espera gobernar se habrá dado cuenta. ¿o no?

Pero la guinda, como trabajador que soy, es la actitud de los sindicatos mayoritarios. El paso del tiempo parece que ha provocado que ya no quede nadie que sepa redactar una nota dura y contundente y que convoque a las trabajadoras y trabajadores públicos a dar una respuesta adecuada a lo que tenemos que oír. Parece que en Lope de Vega 38 ni en Hortaleza 88 ya no sepan cómo empezar un conflicto en la función pública y cómo llevarlo adelante. Y la escusa de “lo vamos a perder” ya no vale. Si no se pelea, cualquier batalla ya está perdida.

Como dijo el clásico… en dos palabras: IM-PRESIONANTE.

El voto útil a la izquierda de Madrid

Lo primero de todo avisar que tengo claro, después de trabajar cuatro años en el CIS, que las encuestas son solo eso, encuestas. Y que lo que, a la postre, da el gobierno a un partido o a otro son los votos del día de las elecciones. No hay más.
Pero también aprendí que con una encuesta se detectan tendencias y que, sobre todo, es una foto fija de la opinión pública que puesta en secuencia con otras encuestas permite detectar movimientos en la sociedad como las imágenes consecutivas de una película nos muestran el movimiento de los actores.
Esto viene a cuento tras una encuesta del Metroscopia que publica El País el domingo 17 de mayo en la que destaca el empate técnico del Partido Popular y Ahora Madrid, el tropezón del PSOE y la desaparición de la representación de UPyD y, lo que a mí más me preocupa, de IUCM.
Cada cual es libre de opinar y de interpretar lo que quiera pero parece evidente que si es una tendencia. Encuesta tras encuesta el apoyo de los votantes a la lista de Raquel López cada vez es menor.
Si observamos lo que pasa en otros casos se advierte que una vez iniciadas las convergencias de unidad popular quien desde la izquierda trata de ir por su cuenta lo paga. Que se lo digan a Podemos. Donde quiera que se presenta en solitario ha dejado de “crecer” en intención de voto y ya a duras penas mantiene los niveles de hace unos meses.
Nadie se puede extrañar. El votante de izquierdas lleva años lamentando la atomización de su voto frente al efecto avalancha del voto de su vecino de derechas. Y por eso está premiando las opciones de unidad y castiga a las que ni siquiera se lo plantean. Incluso la queja más unánime entre los partidos “pequeños” ha sido el castigo al que se ven sometidos por el método D’Hont.
El votante de derechas lo “solucionó” ya hace años apoyando una única opción consiguiendo cifras a las que afectan poco los restos sucesivos del señor D’Hont.
Para muchos IUCM iba a ser la alternativa, pero no se quiso ni se intentó. Quienes controlan la organización no estaban dispuestos a cambiar su modo de trabajo. Un modo basado en dar como buenos unos resultados electorales no por la capacidad de gobierno que se conseguía sino por el nivel de supervivencia económica que daban al aparato de la organización.
Por ello, algunas y algunos dirigentes de la organización no quisieron leer los resultados de las primarias de noviembre. Quienes ganaron, Tania Sánchez y Mauricio Valiente, lo hicieron dejando siempre claro que irían a la confluencia con otras fuerzas, fuese como fuese, para ganar y desbancar al bipartidismo y devolver el gobierno al pueblo. Era su marca. Y la militancia y los simpatizantes hablaron bien claro.
Pero los dirigentes siguieron empeñados en su costumbre de victorias de “supervivencia” y negociación de favores. Y así, a la vista de la decisión, tanto de Tania como de Mauricio, de pelear por esa unidad popular, se lanzaron a un ataque furibundo en el que no se dudó en emplear hasta al propio partido popular y a los medios de la derecha más reaccionaria.
La imposibilidad de resolver el dilema de mantenerse como candidata de un partido que a la vez le hacía la vida imposible llevó a Tania a abandonar el barco. Probablemente el mayor error en su vida política, pero eso ya se verá.
Mauricio ha aguantado y solo de modo administrativo tuvo que solicitar la baja en IU como consecuencia de la exigencia de PODEMOS. Porque IUCM, a pesar de tener un candidato legítimamente elegido por los militantes, ha creado una candidatura alternativa que no ha conseguido el respaldo de IU Federal.
El grupo militantes de IU de Madrid de La Izquierda para cambiar Madrid ha estado trabajando dentro de GANEMOS primero y de Ahora Madrid después tras la convergencia de GANEMOS con PODEMOS. Y lo ha hecho con la voluntad de representar la política de Izquierdas que Madrid necesita y de poner en la Agenda del Ayuntamiento los derechos sociales de las y los trabajadores de Madrid.
Es la voz de la Izquierda que quiere ganar para cambiar y que no le basta con seguir obteniendo resultados que solo permiten ser oposición o pactar en barbecho.
Hace unos días Agustín Moreno, un compañero al que aprecio y admiro y con quién he compartido la pertenencia a la MareaVerde, publicó un artículo defendiendo la necesidad y utilidad del voto a IUCM. Según él, hay que evitar que Esperanza Aguirre llegue a ser quien suceda a Ana Botella como alcaldesa de Madrid, basándose en que conseguir el 5% abría la posibilidad de tener hasta 3 concejales y que, sumando votos al PSOE y AhoraMadrid, se llegaría a alcanzar la mayoría suficiente para echar al PP. Y ahora IUCM trata de convencer de esto a los votantes de izquierdas. Lamentablemente se equivocan.
Con la ley en la mano, si la lista del partido con más corruptos del estado saca un solo voto más[1] (uno solo basta) que cualquiera de los demás, Madrid puede estar condenado a 4 años más de política ultraliberal de “la fugitiva”.

Basta con que el cáculo electoral de cara a las generales lleve, por ejemplo, a Ciudadanos a no apoyar ninguna opción. Nadie tendría entonces la mayoría y sería alcaldesa la cabeza de la lista más votada.

Incluso consiguiendo representación, los concejarles de IUCM se verán obligados a pactar con PSOE y AhoraMadrid si quieren que el PP de Aguirre no nos martirice 4 años más. Y sin margen de maniobra. Pactar o pactar. ¿Eso es lo que conviene a la Izquierda en Madrid?

Por eso es necesario entender que los votos que IUCM podría obtener, que cada vez parece que son menos y ni siquiera otorgan presencia en el Ayuntamiento, resultan imprescindibles para alcanzar una mayoría de gobierno de izquierdas y parece que solo es posible con Ahora Madrid.
Los militantes de izquierda unida que apoyamos a Ahora Madrid seguimos en Izquierda Unida, nadie se ha ido a PODEMOS, que no se siga mintiendo. Y seguimos conforme al mandato de la Refundación: Constituir un frente de unidad popular para derrotar a la derecha. Si no tenemos más fuerza es por la oposición beligerante del aparato de IUCM. Era difícil negociar nada con todo en contra.
Pero hay que tener presente que en la lista de la candidatura de Unidad Popular Ahora Madrid hay militantes de IU (pese a su baja “administrativa”) y también otras y otros que lo fueron hasta hace muy poco, que no marcharon por su gusto y que seguro que van a llevar las políticas de la izquierda al gobierno municipal si se logra.

No hay que pedir un voto a ciegas, hay que pedir a quienes están dispuestos a votar a IUCM que se lean el programa de Ahora Madrid [ver]  y se planteen su voto. Mucho de lo que ahí se lee les va a sonar. Son aportaciones de militantes de IU en buena parte.

No se trata de conformarse con salvar los muebles (son de buena calidad y no hay problemas con ellos) se trata de GANAR.

No se trata de votar en contra de Raquel López sino a favor de un gobierno de todas y todos.

Por eso es el momento de Cambiar Madrid para ganar Madrid para todas y todos y Ahora Madrid es la candidatura que puede hacerlo.

[1]Ley Orgánica 5/1985, de 19 de Junio, del régimen electoral general. Artículo 196.
En la misma sesión de Constitución de la Corporación se procede a la elección de Alcalde, de acuerdo con el siguiente procedimiento: 
a) Pueden ser candidatos todos los Concejales que encabecen sus correspondientes listas. 
b) Si alguno de ellos obtiene la mayoría absoluta de los votos de los Concejales es proclamado electo. 
c) Si ninguno de ellos obtiene dicha mayoría es proclamado Alcalde el Concejal que encabece la lista que haya obtenido mayor número de votos populares en el correspondiente Municipio. En caso de empate se resolverá por sorteo

Fondo y forma

Cada acción humana en el ámbito social tiene dos componentes básicos y que la definen. Ha veces incluso la legitiman. Son el por qué y el cómo, el motivo y el método, el fondo y la forma.

La precampaña electoral de IU en Madrid es una muestra de ello.

Desde hace tiempo la organización ha estado dividida entre quienes creían suficientes los resultados electorales que se obtenían y que los gestionaban como mejor les convenia a ellos, otros que no se conformaban con esto y creían que el proceso de refundación de la izquierda era posible y que se debían explorar formas de confluencia que permitiesen un gobierno de los trabajadores y para los trabajadores y un tercer grupo que estimaba que si los dirigentes actuaban así sus razones tendrían, callaban y trabajaban para la organización.