Publicado en Movilización, Recortes, Solidaridad

NO a la privatización del Centro de Salud de la calle Yébenes

Los vecinos de ALUCHE decimos
NO a la privatización
del Centro de Salud de la calle Yébenes
La Comunidad de Madrid va a sacar a la venta la gestión de 27 Centros de Salud. El de la calle los Yébenes está sonando con fuerza como uno de los que quieren a privatizar. Este Centro de Salud es el centro de referencia para todo el barrio de Aluche ya que, aunque existe otro Centro en la calle Seseña, éste deriva al centro de los Yébenes los servicios sanitarios de Matrona, Fisioterapia y trabajador social, con lo que afecta a todos los vecinos de Aluche, sean de un Centro de Salud o de otro.
¿QUÉ SIGNIFICA LA PRIVATIZACIÓN DE LA GESTIÓN DE ESTOS CENTROS?
1. NO VAMOS A TENER A LOS MISMOS MÉDICOS NI ENFERMEROS NI PERSONAL DE ADMINISTRACIÓN. ¿VAMOS A TENER LA MISMA CALIDAD EN LA ATENCIÓN SANITARIA?
Los Centros de Salud se entregarán vacíos de personal.  El personal funcionario se  trasladará a otros centros y los interinos irán al paro. La empresa que se lo quede tiene libertad absoluta para la contratación sin obligación ni compromiso con los trabajadores actuales. Nos quedamos sin las personas que habitualmente han estado cuidando de nuestra salud, y en las que confiamos totalmente (el centro cuenta con un 92% de satisfacción global en la atención a los usuarios). Además, siendo personal contratado ¿vamos a tener la misma calidad en la atención sanitaria? (médicos con menor salario, más presionados en cumplir las instrucciones para no quedarse en el paro)
UNA EMPRESA PRIVADA TIENE QUE OBTENER BENEFICIOS ECONÓMICOS PARA REPARTIR A SUS PROPIETARIOS/ACCIONISTAS.
Hasta ahora la organización, instrucciones y directrices de los centros de salud era para ofrecer una buena atención sanitaria. Ahora, el objetivo será reducir costes para obtener más beneficio económico para la empresa. Eso va a suponer reducción de pruebas diagnósticas, menos tiempos de atención por enfermo, topes para no derivar a los especialistas  Además de peores condiciones para los trabajadores sanitarios.
UNA EMPRESA PRIVADA PUEDE CAER EN QUIEBRA POR SU MALA GESTIÓN.
Tal y como estamos viendo continuamente con las inmobiliarias, bancos, autopistas, etc. ¿Qué pasará entonces, nos quedamos sin atención sanitaria o tendremos que darles más dinero de los presupuestos de sanidad?. ¿tendremos que pagar más veces por un mismo servicio?
UTILIZACIÓN DEL CENTRO PARA SERVICIOS SANITARIOS PRIVADOS.
Tal y como están funcionando los centros privatizados, el edificio es utilizado para consultas privadas, tales como dentistas, fisioterapia, podología, etc, los mismos servicios que pueden quitarnos de la Seguridad Social, tal y como han hecho con el transporte sanitario, prótesis, la alimentación específica para quien no puede ingerir  En lugar de utilizar todo el espacio para la atención sanitaria de la Seguridad social, se va a dividir entre atención pública y atención privada. Les estamos regalando un centro nuevo (inaugurado en el año 2006) pagado con nuestros impuestos, para que hagan negocio unos pocos.  Tampoco está claro que los servicios extraordinarios que tiene nuestro Centro de Salud se vayan a mantener sin tener que pagar: matrona, fisioterapia
5 NO ES UNA SOLUCIÓN PARA REDUCIR EL GASTO SANITARIO, SINO QUE NOS VA A LA SALIR MÁS CARO.
El sistema nacional de salud depende de nuestros impuestos, no de las cuotas a la Seguridad Social. Su presupuesto es de 60.000 millones de euros anuales, lo que significa 1.250 euros por persona  año. Es uno de los gastos sanitarios más bajos de Europa, supone un 65% de la media europea. Y no digamos si lo comparamos con Estados Unidos donde es mucho mayor. Mientras se recorta el gasto sanitario (y el educativo y de todos los servicios públicos) la banca ha recibido ayudas públicas por más de 200.000 millones de euros.
Además, en este tipo de contratos de privatización, la Administración tiene que pagar dos veces: primero por cada una de las atenciones que realice y después, si la empresa no llega a los beneficios que preveía, se le vuelve a pagar hasta garantizar que los obtiene. 
Algunos ejemplos de lo que se está pagando con nuestros impuestos a las empresas que tienen la gestión privada en otros centros de salud.

Atención primaria                         39 euros
con pruebas complementarias         57 euros

Enfermería                                   18 euros

Por todos estos motivos, los vecinos de Aluche decimos NO a la privatización de nuestro Centro de salud.

Publicado en Educación, Reflexiones, Servicio Público

Los errores de doña Soraya

doña Soraya Saez de Santamaría

“Al final hay una cosa que es la libertad de enseñanza y el derecho a la educación y también, por tanto, el derecho de los padres a elegir la educación que reciben sus hijos…”.

Declaraciones recogidas por el diario “El País” en su edición impresa del 8 de diciembre de 2012. 

 Así, a bote pronto, la frase sorprende por la escasez idiomática que supone el empleo de “cosa” para definir conceptos importantes y que están en la sustancia del asunto que trata el artículo. 

 Más allá de este detalle, el resto del párrafo rehace el texto constitucional según el interés de la sra. Vicepresidenta y, teniendo en cuenta que pertenece al Cuerpo de Abogados del Estado y que es una persona inteligente, no debe de ser casual. 

 En primer lugar trastoca el orden de los factores nada más empezar: El artículo 27.1 de la Constitución Española dice, textualmente: “Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza.” ¿una casualidad?

 No, el orden de factores no es casual. Ni el orden constitucional ni el que repite machaconamente el Partido Popular siempre que puede.

 Tal como lo enuncia la Sra. Sáez de Santamaría parece que quiera hacer ver que es anterior la libertad del Estado y de las empresas a enseñar como prefieran y que, en base a esa oferta, la ciudadanía puede ejercer el derecho a la Educación. 

 Por contra, el texto constitucional asegura primero la existencia del Derecho a la Educación como derecho fundamental y luego, como una cesión clara a las presiones de las empresas de enseñanza y fundamentalmente de la iglesia Católica, la libertad de enseñanza. 

La segunda parte del párrafo es un retorcer la ley hasta donde se pueda, por si cuela. Y parece que cuela porque nadie parece contradecir el discurso.

La Constitución Española, esa que tanto defienden, dice en el apartado 3 de este mismo artículo 27: “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.”

Como se puede ver el ” por tanto, el derecho de los padres a elegir la educación que reciben sus hijos” de la Sra. Sáez de Santamaría no es lo que dice la Constitución. Es más, ni siquiera avala que se tenga que impartir religión en la escuela. Eso aparece en el famoso “Concordato”, que es un acuerdo internacional preconstitucional totalmente ilegal después del 6 de diciembre de 1978 pero al que se modificó oportunamente una parte tras la aprobación de la Constitución para que las fechas permitiesen la imposición de los derechos eclesiásticos medievales.

 Conforme al texto, bastaba con que no se prohibiesen las catequesis parroquiales. En ningún lugar del texto menciona el lugar donde los hijos han de recibir la formación religiosa y moral.  

Pero haciendo uso de la metonimia, hacen equivaler el derecho a elegir la formación religiosa al derecho a elegir la educación que reciben sus hijos.

¿Alguien se plantea que se pueda elegir la Justicia que se le aplicará? Y la Educación como la Justicia, es un factor de equilibrio social, por lo que ha de ser igual para todos y garantizarse el acceso a ellas para todos en las mismas condiciones. 

Parece claro que si Educación es el proceso multidireccional por el que se adquieren conocimientos y valores, los primeros son fruto del estado de desarrollo de las ciencias y los segundos deben ser parte del consenso mínimo que requiere la convivencia en sociedad. Luego cada cual puede, dentro de la esfera de su intimidad o de su adscripción ideológica, complementar con los valores que le sean propios.

Que no nos quieran contar lo que no es. Se saldrán con la suya porque con la minoría absolutista que gestionan a partir de la abstención de una buena parte del electorado del PSOE pueden hacer lo que quieran en el parlamento. 

No debemos dejar de opinar y de hacer ver a todos las mentiras o medias verdades que introducen en su discurso.