Cada acción humana en el ámbito social tiene dos componentes básicos y que la definen. Ha veces incluso la legitiman. Son el por qué y el cómo, el motivo y el método, el fondo y la forma.

La precampaña electoral de IU en Madrid es una muestra de ello.

Desde hace tiempo la organización ha estado dividida entre quienes creían suficientes los resultados electorales que se obtenían y que los gestionaban como mejor les convenia a ellos, otros que no se conformaban con esto y creían que el proceso de refundación de la izquierda era posible y que se debían explorar formas de confluencia que permitiesen un gobierno de los trabajadores y para los trabajadores y un tercer grupo que estimaba que si los dirigentes actuaban así sus razones tendrían, callaban y trabajaban para la organización.

 

Anuncios