Segregación, derechos y otras mentiras

Tras leer detenidamente lo publicado estos días y sorprenderme con las declaraciones de un Ministro proponiendo cambios legislativos para que una sentencia del Tribunal Supremo no tenga efecto o las de unos responsables autonómicos que dicen que no van a cumplir una sentencia del más alto tribunal, me he puesto a escribir este post.
 
En todo esto hay un error de bulto: El debate no es segregacionismo si o no, el debate es QUE financiamos con los conciertos.
Los conciertos, no debemos olvidarlo, no están en la ley para favorecer presuntos derechos a enseñanzas a medida, sino para completar la oferta de la red pública donde sea necesario.
Visto de otro modo, los conciertos se parecen a franquicias de la administracion en las que se debe respetar las reglas de la franquicia (¿se imagina alguien una franquicia con logos y productos de otra?)
De hecho, son concesiones administrativas para impartir la enseñanza de los contenidos en la forma que establecen las leyes para la red pública de centros.
Y el modelo que se financia no incluye la segregación. Pensemos en el alumnado que se escolariza en periodo extraordinario y al que la comisión de escolarización envía a un centro concertado ¿tiene que aceptar normas distintas a las que tendría en un centro público o en otro concertado no segregacionista?
Pero el lobby ultraortodoxo ha construido desde hace años, y con el beneplacito de gentes que se dicen de izquerdas, un discurso que hacen pasar por el bueno, en el que los conciertos están destinados a financiar y a hacer posible la enseñanza según su modelo adoctrinador y sexista.
Mienten y lo saben. Wert, Figar, Aguirre,… venden sus colegios carpetovetónicos con flores a porfía como si fuesen un derecho y los medios y la gente se los compran.  Porque quieren o porque les interesa.
Por eso hay que repetir cuantas veces sea necesario:
– Las condiciones para el alumnado en un centro concertado DEBEN SER LAS MISMAS QUE EN UN CENTRO DE LA RED PÚBLICA y, por tanto,
– Los centros concertados NO DEBERÍAN COBRAR CUOTA ALGUNA en los niveles concertados.
– NO PUEDEN SEGREGAR POR SEXO porque no se financian modelos sino que se asegura el derecho a la Educación en los casos en los que la Administración no dispone de recursos propios.
Resumiendo, los Conciertos protegen, o deberían proteger, los derechos del alumnado a la educación y no los de las empresas de enseñanza y colectivos integristas a imponer sus modelos.
 
Puedes dar tu opinión…
 
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s