En días como estos me dan ganas de darle las gracias a quien les enseñó la calle a quienes no encontraban la puerta.

Bienvenidas sean todas las personas que les indigna como se destruye lo que es nuestro. Cada cual por lo que sea. Pero han aprendido el camino a la calle y eso, yo lo sé desde hace años, no se olvida.

Han despertado a la Bicha, difícil será que duerma…

Salud y nos veremos las caras en la calle… No es una amenaza, es nuestro derecho.

Post “inspirado” por https://alfinaldelaasamblea.wordpress.com/2012/07/18/un-cortado-en-la-carretera-de-colmenar-a-la-hora-del-cafe/

Anuncios